Acantilados de los Gigantes: Un paseo artístico

377

Muchos son los lugares que nos permiten soñar, esa fotografia que realiza el ojo y como el mejor de los escáner, la deja para siempre guardada en los archivos de la memoria y en los del alma, esa es la sensación que nos invade los sentidos, cuando nos paramos frente a los Acantilados de Los Gigantes.

La primera vez que tuve la suerte de presenciar eso que los científicos denominan accidente geológico, hoy es un uno de los símbolos que destacan en la espléndida isla de Tenerife y no puede más que dejarte sin aliento.

Desde cualquier punto cardinal donde decidas ubicarte, Los Gigantes te aplastan con su belleza y majestuosidad infinita.

Como salidos de la épica griega, puedes incluso llegar a pensar que Odiseo pudo haber estado allí, fruto de uno de sus tantos naufragios; aunque sabemos perfectamente que en tiempo de los guanches eran llamados “Murallas del Infierno” o “Muralla del diablo”, no por capricho imagino…

Un paseo artístico, es sin duda la excursión más grata que nos brinda este lugar, muchos pintores los plasman en sus lienzos, los fotógrafos en sus cámaras, los músicos en sus canciones, los poetas en sus metáforas, el pescador en sus redes y los turistas en sus anécdotas.

Los Gigantes abrazan tanto que durante horas quedas anclado entre sus brazos.

Firmado:
Lic. Mª Graciela Díaz Lonigro