¿Sabías que en la costa del Sauzal hay un avión hundido? Conoce su historia.

384

El 16 de septiembre de 1966 el avión DC3, matrícula EC-ACX despegó del aeropuerto de Los Rodeos en Tenerife con destino a la capital palmera, Santa Cruz de la Palma en un servicio para la compañía Iberia. A bordo de la aeronave había 24 pasajeros y tres tripulantes.

DC3 en el Aeropuerto de Los Rodeos| © Juan Carlos Díaz
El Douglas DC-3, de la compañía Iberia en el Aeropuerto de Los Rodeos| © Juan Carlos Díaz

Cuando solo habían pasado dos minutos desde el despegue y estando en régimen de ascenso, la tripulación se percató de unas extrañas vibraciones; falló la hélice del motor izquierdo.

Ya era demasiado tarde para regresar al punto de partida, puesto que el aparato perdía cada vez más altura. Es entonces cuando el comandante decidió realizar la maniobra de amaraje, consiguiéndolo con éxito.

El Douglas DC-3 hundido en la costa del Sauzal
El Douglas DC-3 hundido en la costa del Sauzal | Eduardo Grandio

Todos lograron ser rescatados por unos pescadores que se encontraban en la zona, salvo uno de los pasajeros que tras una crisis nerviosa se negó a abandonar el avión y se hundió con ella en las profundidades del mar.

En homenaje a esos pescadores que socorrieron a los supervivientes se instaló una escultura en septiembre de 2014, en el mirador de las Breñas. Justo en este mirador se encuentra el punto inicial del sendero de Las Breñas, que tiene como destino la costa de El Sauzal, conocida como Punta de El Puertito.

A día de hoy los restos del aeroplano descansan en los fondos marinos de la bahía de Los Ángeles, a la izquierda de la playa del Arenal en el municipio de El Sauzal.